Laia
Ferrer

Col. Nº15278, certificación reconocida sanitaria.

Psicoterapeuta,

Postgrado en Técnicas y Principios Básicos y Postgrado en Análisis de Procesos Terapéuticos del Máster en Terapia Cognitivo-Social (UB)

Psicomotricista,

Máster en Intervención Psicomotriz Preventiva y Terapéutica (UVIC)

Nací en Barcelona, estudié Psicología por mi pasión y mis ganas de conocer y comprender los procesos que hacen al ser humano una especie única, y a la vez tan diferente entre sí. En esas diferencias siempre me sentí curiosa, de ahí que una de mis pasiones haya sido siempre viajar y conocer nuevas y distintas formas de ser y de hacer.

Me formé como Psicoterapeuta en la Universidad de Barcelona, a través de distintas miradas que integraban el constructivismo, la sistémica, y el cognitivismo, bajo el planteamiento de que la construcción de nuestros caminos de vida, se encuentran en relación con los constructos aprendidos que rigen nuestros parámetros de pensamiento, construyendo puentes entre nuestras relaciones y nuestras experiencias emocionales.

Mientras me estaba formando como Psicoterapeuta empecé a trabajar en un Centro de Desarrollo y Atención Precoz (CDIAP), que me brindó mi principal e intenso recorrido profesional. Durante 11 años, pude participar como socia de la cooperativa que gestionaba diversos proyectos de atención a la primera infancia y familia. De ahí aprendí a atender y entender el desarrollo inicial de la persona, en relación a su familia y su contexto más cercano, con una mirada global e integradora, y en constante coordinación con el trabajo en equipo multidisciplinar. Desde la prevención, realizando distintas charlas, talleres y formaciones para escuelas y familias, como la detección de señales de riesgo y de protección en el desarrollo infantil, así como intervención terapéutica individual y grupal. Fruto de esta relación con la cooperativa Delta, sigo colaborando como docente del Máster en Atención Temprana y Familia que imparten junto a la Universidad de Barcelona.

En el 2011 inicié mi formación en el mundo de la Psicomotricidad, ampliando horizontes y poniendo el foco en el cuerpo, en relación a uno mismo, al entorno y a los demás. Más que un encuadre teórico-práctico, la Psicomotricidad se convirtió en una forma de vida y de comprender a la persona, des del cuerpo como eje de contención y de evolución a lo largo de todo el proceso vital. El cuerpo que somos, con el que evolucionamos, nos relacionamos y que nos sostiene psíquica y emocionalmente.

En el año 2016 decidí emprender un viaje conmigo misma durante medio año, recorriendo Chile y partes de Perú y Bolivia, compaginando los caminos desde la experiencia de crecimiento personal y profesional, ya que pude conocer y participar en distintos proyectos de Psicomotricidad y atención a la primera infancia. Durante 4 meses colaboré en un proyecto llamado La Salita, de la ciudad de Valparaíso, donde comprendí a partir de la experiencia vivida, la importancia de ofrecer espacios de prevención a las comunidades, ofreciendo distintas propuestas de espacios de juego y de relación, y de asesoramiento para las familias en procesos de crianza. De ahí que, a mi vuelta a Barcelona, empecé a complementar mi trabajo en el CDIAT, ofreciendo grupos de Psicomotricidad en Familia en una asociación de familias, MamaG del barrio del Guinardó de Barcelona.

Esa experiencia de viaje motivó mis ganas de cambio y desarrollo personal, abrió caminos y un nuevo mundo de posibilidades en mí, por lo que decidí finalizar mi etapa laboral en la cooperativa y en el CDIAT, para emprender nuevos caminos, ya que, para mí, es en la novedad y en el deseo de conocer, donde hay más posibilidad de aprendizaje.

En esa nueva etapa que arrancaba, viajé por dos meses a Uruguay, donde combiné nuevamente experiencias personales y profesionales. Y otra experiencia intensa de viaje, fue trabajando durante casi cinco meses en el proyecto de Early Intervention de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, India. Ofreciendo apoyo y formación al equipo de profesionales indio, que están llevando a cabo el programa de atención temprana de la Fundación.

Actualmente colaboro en distintos espacios de salud, ofreciendo procesos de terapia, psicomotricidad y apoyo emocional a la infancia y las familias, así como psicoterapia para adultxs. También acompaño procesos de apoyo y promoción del bienestar, en la Asociación OR para familias con hijxs con cáncer infantil.

Se abren nuevos caminos para seguir ofreciendo espacios de desarrollo y de salud emocional, para seguir creciendo junto con el equipo de Senda, y junto con todas esas experiencias que vayan convergiendo en este nuevo momento y lugar.