La elección de la escuela de nuestrxs hijxs es un paso muy importante y muchas veces mueve emociones intensas en las madres y padres por todo lo que implica esta elección.

El pasaje por la escuela y las experiencias que allí vivimos, son cruciales en muchos aspectos. Los años de la escolarización se inscriben en una etapa evolutiva donde lxs niñxs están construyendo su IDENTIDAD: quién soy, su PERSONALIDAD: cómo me muestro al mundo y también su AUTOESTIMA: cuánto me acepto y me valoro.

También es fundamentalmente en la escuela donde lxs niñxs tienen sus grandes experiencias de SOCIALIZACIÓN con sus iguales, sin sus madres y padres. Las primeras experiencias de tener mejores amigxs, de pertencer a un grupo, de ser incluidx o de ser excluidx. Experiencias que estarán marcadas por emociones muy intensas e importantes en el terreno RELACIONAL.

Y por último, es en la escuela donde las criaturas tendrán sus primeros acercamientos a los APRENDIZAJES FORMALES, quedando aquí la huella de placer o displacer, de éxito o fracaso, que nos marcará por mucho tiempo en cómo nos relacionaremos con todos los aprendizajes futuros.

La presentación de las escuelas a las familias

Cuando nos enfrentamos al período de jornadas de “puertas abiertas” de las escuelas para muchas personas se abre todo un mundo nuevo, el de las diferentes pedagogías y estilos de proyectos educativos. Desde propuestas más tradicionales a escuelas que desarrollan nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje.

Muchas veces este momento se acompaña para las madres y padres de la necesidad de saber qué MIRAR, qué PREGUNTAR y qué PRIORIZAR para poder elegir con más fundamento la escuela que querríamos para nuestrxs hijxs.

Con la oleada de INNOVACIÓN PEDAGÓGICA que estamos viviendo, son muchas las escuelas que están en proceso de cambio y también en proceso de construcción.

En este momento, son pocas las escuelas que no nos hablan de APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS, de lxs niñxs como PROTAGONISTAS de los aprendizajes, del RESPETO por el ritmo de cada niñx, de la EDUCACIÓN EMOCIONAL, etc.

Muchas escuelas, al menos en Cataluña, ya han cambiado sus aulas tradicionales por ambientes con materiales mucho más atractivos de caracter manipulativo. Han quitado libros de texto, deberes y asignaturas organizadas con tablas de horarios rígidos que no apuntan al trabajo por competencias (o aprendizajes más globales que integran más de una asignatura).

Las escuelas están cambiando y en estos procesos de cambio se presentan desde nuevos lugares. Pero no siempre se acompasa lo que se ha podido construir a nivel teórico con la práctica en lo cotidiano. Los procesos de cambio en pedagogía son lentos y complejos, no se hacen de un día para otro.

En nuestro artículo titulado: “La innovación pedagógica. Rincones, Proyectos, Ambientes. ¿Una moda? ¿Una nueva forma de nombrar las propuestas? ¿Un cambio profundo?” reflexionamos sobre estos cambios que se están sucediendo en la educación en estos últimos tiempos.

El acompañamiento emocional de un proyecto educativo

Mencionaba este cambio que estamos viviendo en las escuelas y cómo son muchas ya las escuelas que tienen sus ambientes diseñados con materiales provenientes de la pedagogía Montessori, de la escuela Waldorf o de las escuelas de Reggio Emilia.

Pero así como se ha cambiado el diseño de ambientes, materiales y se ha pensado sobre las rutas a seguir para los aprendizajes más de tipo cognitivo, no siempre se ha llegado a una reflexión profunda sobre el cambio en la forma de acompañar las emociones.

Si pensamos en unas décadas atrás, ha sido una gran revolución que las escuelas comenzaran a considerar la importancia de las emociones a partir del concepto de inteligencia emocional desarrollado por Daniel Golman y difundido en su libro publicado en 1995, “Inteligencia Emocional”.

Pero muchas escuelas aún continúan tratando las EMOCIONES como si fueran CONTENIDOS a trabajar con lxs niñxs y continúan acompañando ciertos temas del mundo emocional exactamente igual que 10 o 20 años atrás y así como se ha actualizado la pedagogía en cuanto a los aprendizajes más centrados en la esfera de lo cognitivo, no se ha actualizado la pedagogía del acompañamiento de las emociones.

Es complejo valorar el acompañamiento de las emociones que propone una escuela a partir del discurso, pero sí hay algunos aspectos concretos que nos hablan del respeto y el cuidado por las NECESIDADES propias de la etapa del inicio de la escolarización.

1. Sobre el período de adaptación o vinculación a la escuela consideramos

. Si se plantea únicamente como una cuestión de “tiempo” proponiendo una entrada progresiva en cuanto a cantidad de horas durante los primeros días.

. Si se propone el acompañamiento de las madres o padres a las criaturas en este tiempo de inicio de la escuela hasta que estas hayan construido vínculo con lxs maestrxs y se separen desde la CONFIANZA y no desde el MIEDO o la SOBREADAPTACIÓN.

. Si este tiempo de acompañamiento por parte de las madres y los padres está delimitado de antemano. Hay escuelas que LIMITAN este TIEMPO y otras que se plantean un tiempo orientativo pero luego valoran cada situación en particular cuando es necesario ampliar este tiempo inicial.

Este es un punto que nos importa mirar porque las emociones desde las cuales se inicia un proceso de escolarización serán muy importantes para todos los años que tienen por delante.
Sobre este punto hemos escrito anteriormente dos artículos que profundizan y que os invitamos a leer: “El período de adaptación. Acompañamiento emocional en la escuela pública. Retos y desafíos” y “El inicio de la escuela. ¿Proceso de vinculación o de adaptación?”.

2. Sobre el respeto por los ritmos de cada niñx en aspectos madurativos

Muchas escuelas no “admiten” que lxs niñxs a la entrada de P3 aún utilicen pañal y muchas veces las familias se ven forzadas a acelerar procesos antes de la entrada a la escuela.
El control de esfínteres es un PROCESO MADURATIVO que no se “trabaja”, por lo que es importante respetar el ritmo de las criaturas en esta maduración y no acelerar dichos procesos.

3. “Trabajar” las emociones con actividades concretas o abordarlas con una mirada transversal

Muchas escuelas aún tratan las EMOCIONES como si fueran CONTENIDOS que las criaturas tienen que aprender y proponen “trabajarlas” CONGNITIVAMENTE, a través de talleres, fichas, canciones, libros u otro tipo de recursos pedagógicos.
En contraposición a esto, hay proyectos que pueden tener recursos y utilizarlos puntualmente pero que se plantean poner énfasis en acompañarlas cuando estas suceden, cuando la emoción está presente para lxs niñxs.

Este también es un punto interesante porque cuando se acompañan las emociones cuando estas se manifiestan podremos trabajar más a favor del DESARROLLO de una AUTORREGULACIÓN y no tanto con una supuesta “gestión emocional” que muchas veces implica una represión excesiva del mundo emocional a partir de lo que “deberíamos” hacer desde un punto de vista racional.

Sobre este tema hemos escrito un artículo recientemente que os invitamos a leer si queréis profundizar: “Más allá del Monstruo de Colores… ¿Acompañamos las emociones?

4. Sobre el respeto por los estilos de crianza

Cada familia toma sus decisiones en cuanto al estilo de crianza que considera más adecuado para sus hijxs y algunas veces las escuelas no ven con “buenos ojos” ciertas opciones vinculadas con estilos de crianza que puedan implicar la LACTANCIA o el COLECHO más allá de los 3 años.

Por último, para finalizar, creemos importante aclarar que estos son algunos de los puntos que nosotras consideramos importantes a valorar a priori de comenzar en una escuela, y habrán otros aspectos también muy importantes que nos los encontraremos una vez estamos allí en las situaciones que se nos presenten.

Estos puntos que no hemos nombrado anteriormente, pero que también nos parecen importantes, son por ejemplo cómo una escuela acompaña los conflictos, el llanto, la agresividad natural de lxs niñxs o la sexualidad.

La intención de este artículo no es la de ser utilizada como una guía sino más bien como un mapa que abra diversas RUTAS por donde transitar y REFLEXIONAR, pero principalmente os invitamos a seguir vuestra INTUICIÓN y SABER como madres y padres, en cuanto a que sois vosotrxs quienes podréis saber mejor que nadie qué tipo de acompañamiento necesitan vuestros hijxs.

.

Si deseas recibir artículos y novedades sobre Educación Viva y crianza

SUSCRÍBETE